Categorías
Comunitario

12 infractores de la ordenanza de protección animal han cumplido labores comunitarias

La Ordenanza que Regula la Protección, Tenencia y Control de Animales establece un régimen de sanciones por cometer faltas leves, graves y muy graves. Los infractores cumplen con actividades comunitarias, charlas sobre bienestar animal y el pago de multas de hasta USD 800.

La directora de la Unidad de Bienestar Animal del Municipio de Guayaquil, Shirley Moreno, explicó que el servicio comunitario contempla atender con limpieza y paseos en el Centro Transitorio municipal y en los puntos móviles, así como jornadas de concientización ciudadana, a través de carteles con frases y fotos alusivas, en varios semáforos de la urbe. Al menos 12 personas han realizado estas labores.

Las infracciones muy graves, se sancionan con multas de hasta dos salarios básicos, 24 horas de servicio comunitario y el infractor deberá cumplir con 8 horas de charla. Será considerado como muy grave:

  • Suministrar a los animales sustancias que puedan causarle sufrimiento o daño
  • Abandonarlos en lugares públicos o privados o en la naturaleza ya sea con o sin vida
  • Administrarle cualquier sustancia venenosa o tóxica o provocar intencionalmente que el animal la tome
  • Atropellarlos

Quienes cometan una falta grave deberán pagar un salario básico que corresponde a USD 400, 16 horas comunitarias y 4 horas de charlas; lo que pudiera sustituirse por 8 horas de charlas, 36 de servicio comunitario y el pago de USD 200.

La Unidad de Bienestar Animal ejecuta la normativa con la intención de promover la responsabilidad en la tenencia de animales de compañía, el equilibrio de los ecosistemas urbanos, la higiene y seguridad de las personas y bienes; así como garantizar el bienestar animal.