Categorías
Social

350.000 personas serán beneficiadas con el convenio Barriguita llena, corazón contento

Con el convenio Barriguita Llena, Corazón Contento, firmado con el Banco de Alimentos DIAKONIA, el Municipio espera beneficiar a alrededor de 350.000 personas de escasos recursos, con la recolección de frutas y verduras que no pudieron comercializarse en el mercado Terminal de Transferencia de Víveres (TTV), ofreciéndoles la posibilidad de tener una dieta balanceada y saludable.

 

Un programa que además contribuye a reducir el desperdicio de alimentos. En la firma del convenio llevado a cabo en el Mercado TTV, la alcaldesa Cynthia Viteri resaltó la solidaridad de los guayaquileños. “Ustedes realizan todos los días un trabajo muy duro. Ahora, además, estarán listos a las seis de la mañana para que los representantes del Banco de Alimentos lleguen a sus puestos y recojan los alimentos que no fueron vendidos. Es un trabajo adicional de más de 600 hombres y mujeres sacrificados, que dan la mano a sus hermanos, ayudando a los que menos tienen, beneficiando a más de 350.000 personas; un aplauso para todos ustedes”.

 

El proceso se desarrollará en cinco fases: socialización, rescate, clasificación y selección, redireccionamiento y distribución. Esta operación reforzará la cultura de rescate, recuperación, donación y alimentación saludable en los comerciantes del mercado TTV. Una vez recolectados los alimentos se procede a seleccionar aquellos seguros para el consumo humano para luego ser clasificados según su naturaleza.

 

Esta actividad es desarrollada por un grupo de clasificadores voluntarios, y personas capacitadas en Buenas Prácticas de Manufactura por Banco de Alimentos. Del análisis de los productos se hará la derivación para su uso pertinente y, los recuperados para consumo humano, serán distribuidos a las diversas fundaciones, instituciones, organizaciones o beneficiarios. Los que no estén aptos para consumo inmediato, serán dispuestos para la elaboración de productos procesados; y los que no sean aptos para consumo humano, se derivarán para alimento de animales o abono.

 

El arzobispo de Guayaquil y representante legal de Banco de Alimentos, Monseñor Luis Gerardo Cabrera, manifestó su reconocimiento. “Quiero expresar mi gratitud, primero a los comerciantes, por ese gran corazón, por esa sensibilidad, por poner tanto al servicio de todos”.

 

La subgerenta de la Empresa Pública Municipal Desarrollo, Acción Social y Educación (DASE), Amalia Gallardo, destacó el valor de este esfuerzo conjunto. “Hoy vemos materializado este gran esfuerzo, este trabajo en equipo entre la Empresa Pública DASE, el Banco de Alimentos DIAKONIA y la Dirección de Aseo Cantonal, Mercados y Servicios Especiales, pero, sobre todo, el gran apoyo y respaldo de ustedes los comerciantes, que hacen posible que este programa sea hoy una realidad”.