Categorías
Comunitario

400 agentes metropolitanos brindarán seguridad en eventos para la final de la Copa Libertadores

A un mes de la final única de la Copa Libertadores, el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano (Cuacme) alista las estrategias que aplicará antes, durante y después del encuentro que será a las 15:00 del sábado 29 de octubre.
 
Los principales del Cuacme realizaron la tarde del jueves un recorrido en los alrededores del estadio Banco Pichincha, sede del partido. También estuvieron en las avenidas Víctor Emilio Estrada y Barcelona, que serán peatonalizadas durante esa fecha.
 
Jaime Dávalos, director del Cuacme, explicó que en la avenida Barcelona habrá dos circuitos que corresponden al ingreso al estadio. Por el lado este estará la Policía Nacional, junto con agentes metropolitanos, con el fin de verificar que únicamente ingresen hacia las instalaciones aquellas personas que traigan el boleto a la mano.
 
“Por el lado oeste tendremos el ingreso colocado a la altura del barrio San Eduardo con el mismo propósito”, dijo Dávalos.
 
Además, explicó que el personal estará ubicado sobre las vallas que van a dividir la avenida Barcelona en el sentido este-oeste con el fin de identificar a personas que se hayan filtrado sin entradas y puedan ser desviadas a otro sitio.
 
Mientras, en la avenida Víctor Emilio Estrada, se hará la transmisión en vivo del partido en pantallas gigantes. “Se espera la presencia masiva de espectadores, por lo que la vía será cerrada desde la calle Dátiles hasta Las Monjas, en ese espacio será únicamente para peatones”, agregó Dávalos.
 
Estarán en acción más de 400 agentes. En tanto, desde el 26 de octubre se abrirá la Embajada del hincha en el Palacio de Cristal. Se espera unos 7.000 usuarios cada día. La seguridad interna estará a cargo de Conmebol, pero en los exteriores se ubicarán elementos del Cuacme.