Categorías
Social

56 integrantes del programa Un nuevo comienzo tienen una oportunidad laboral en la Empresa de vivienda

Michael Salvatierra, durante 7 años tuvo una adicción al consumo de sustancias. En 2021 ingresó al programa Por Un futuro Sin drogas, donde además de rehabilitarse pudo encontrar un empleo que fue la pieza clave para emprender una nueva vida. “Antes era una persona que no le importaba como la vieran las demás, tiempo atrás consumía entonces las personas me veían diferente no me trataban como una persona normal”, expresó Michael con agradecimiento a la nueva oportunidad que le permite salir adelante.

 

Actualmente, Michael se desempeña en el área de custodia de documentación en la fábrica de operaciones de la Empresa Pública Municipal de Vivienda. Él se encarga de organizar los expedientes de los postulantes a los diferentes planes habitacionales que la EPMV. “Lo que hago es ingresar a una base, tener un registro de todas las carpetas y como van llegando se guardan por lotes en la caja y van a bodega”.

 

Para Patricia Rivera, presidenta de la Empresa Pública Municipal de Vivienda, el programa Un nuevo comienzo, conformado por 56 personas, es una experiencia de aprendizaje. “Hemos aprendido tanto de nuestros compañeros, como valorar cada cosa que tenemos y por sobre todo que con voluntad todo se puede. La empresa pública municipal de vivienda ha ganado con ellos”.

 

Actualmente el 53% de la nómina de la Empresa Municipal de Vivienda está conformada con jóvenes que formaron parte de programas municipales de Dirección de la Mujer, Dirección de inclusión, programa por un Futuro sin Drogas y el plan habitacional Valle Esperanza que son capacitados en diferentes áreas que les permiten desarrollar sus habilidades.