Categorías
Social

681 mujeres se han capacitado en artes marciales para defenderse de las agresiones

“Cuando era niña, yo vivía con mi madre. Tenía 12 años y ella estaba casada con un esposo muy violento. Mis hermanos y yo sufrimos esa violencia. Él nunca paraba de lastimarla. Un día, él intentó violarme, por eso me separé de ella para evitar que terminara abusando de mi”, narra Carmen, de 49 años, quien ahora es una de las alumnas de la Academia de Defensa Personal para Mujeres del Municipio de Guayaquil.

 

Esta madre de familia quiso aprender artes marciales para defenderse ante cualquier agresión. Actualmente tiene 2 años entrenando este deporte, lo que le ha permitido ganar autoestima, compañerismo y evitar ser víctima de robos. “En uno de los callejones que dan hacia mi vivienda, en La Chala, un sujeto me amedrentó con un cuchillo para robarme, pero logre neutralizarlo. Es importante que nosotras aprendamos las artes marciales para que cuando nos quieran agredir o hacer daño podamos defendernos y evitarlo”, expresó.

 

Este programa de masificación deportiva es gratuito y registra 1.242 participantes, de los cuales 681 son mujeres. La directora de la Academia, Ruth Torello, indicó que se imparte un aprendizaje integral, técnicas de defensa, disciplina. “Tenemos 15 casos de alumnas que han sufrido de agresión intrafamiliar por lo que las asesoramos en su parte emocional. El objetivo de la alcaldesa es dar seguridad a las mujeres, ante los casos de violencia intrafamiliar y la delincuencia”, explicó.

 

Durante la administración de la alcaldesa Cynthia Viteri se han abierto 8 escuelas de entrenamiento en los Centros de Atención Municipal Integral (CAMI) de Pascuales, 29 y Oriente, Mucho Lote, Guasmo, Fertisa, Cisne, Isla Trinitaria y Puerto Liza. Este último galpón, en las calles Venezuela y la Octava, al suroeste de la ciudad, está dirigido solo a mujeres y tiene una capacidad para 200 estudiantes.