Categorías
Comunitario

A sus 30 años Bianca recibió su cédula de identidad gracias a la Comisión Solidaria y al Registro ...

Gracias al pedido expreso de la alcaldesa Cynthia Viteri a la Comisión Solidaria y a la Corporación Registro Civil de Guayaquil, Bianca Albán Rivera, quien no sabe leer ni escribir y tiene discapacidad física, a sus 30 años de edad logró realizar la inscripción de nacimiento extraordinaria y así obtener su cédula de identidad.

 

Su esposo Jonny Zambrano, un vendedor ambulante, se puso en contacto con el equipo de la alcaldesa.

 

La familia pidió ayuda porque debido a la falta de documentación de la señora no podían inscribir a Jenny, la hija de ambos.

 

Ante ello, la Alcaldesa dispuso que el Registro Civil Municipal se encargue del trámite y que los voluntarios de la Comisión Solidaria le hagan el seguimiento. Además, les entregaron ayuda humanitaria como kits de alimentos, un coche para la bebé y la terapia gratuita que Bianca recibe en su domicilio en la isla Trinitaria, para tratar su brazo y pierna con problemas de movilidad.

 

Por tratarse de una persona mayor de edad, según lo indica el artículo 31 de la Ley Orgánica de Gestión de la Identidad, la inscripción de nacimiento debe solicitarse por vía judicial. El proceso estuvo a cargo y fue cubierto por la abogada particular Cristina Franco, quien se ofreció voluntariamente a encargarse del caso.

 

En tanto que, en la matriz del Registro Civil Municipal se realizó la inscripción de nacimiento gratuita de la pequeña, Jenny, de 1 año y 2 meses de edad.

 

Y, el miércoles 8 de junio, llegó el turno de Bianca, quien por fin, con la aprobación del juez, realizó su inscripción de nacimiento extraordinaria en la Dirección General del Registro Civil del gobierno nacional, acompañada del abogado Jonathan Beltrán, del Departamento de Asesoría Jurídica del Registro Civil Municipal.

 

Después acudieron a la matriz del Registro Civil Municipal, donde Bianca, en compañía de su esposo y su hija, recibió su primera cédula de identidad, de manera gratuita. “Estoy feliz de la vida, porque sin cédula uno no es nadie. Yo estoy muy agradecida con la señora Alcaldesa, porque estuve tanto tiempo sin mis papeles y es un sueño que se me ha cumplido. Le agradezco a los abogados que nos ayudaron”, expresó la joven madre.