Categories
Sostenible

Agentes metropolitanos de ambiente cuidan los bosques de Guayaquil

Según cifras del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, el 2022 se registraron 781 alertas que van desde grado 1 al 4, con una afectación de alrededor 394.68 hectáreas de bosques. Mientras que en 2021 se atendieron 1.108 alertas con una afectación aproximada de 1.440 hectáreas de bosques.

 

“Tenemos situaciones como la indigencia, asentamientos irregularidades, malas prácticas de los visitantes, mala disposición de los desechos, incendios forestales, causas que afectan la flora y fauna, es por esta razón que con la Unidad Ambiental de la Policía Metropolitana que funciona como guardabosques se han identificado y controlado este tipo de amenazas”, indicó Joel Álava, Jefe Departamento Recursos Naturales y Biodiversidad.

 

Dentro de la urbe están los bosques urbanos como Palo Santo, Cerro Colorado, Cerro Paraíso, ACUS Samanes 1, mientras que como bosques periurbanos están Cerro Blanco, Bosqueira, Papagayo, Reserva Manglares del Salado, Churute, entre otros. En el caso de Cerro Paraíso, Bosqueira y ACUS Samanes 1 son bosques administrados por la Dirección de Ambiente y Preservación de Áreas Verdes a través de los agentes metropolitanos de Ambiente que realizan rondas periódicas.

 

“Hemos identificado el mal uso de las áreas de conservación, hemos ubicado las zonas vulnerables y los horarios en la que se presenten estas actividades que atentan contra la fauna y flora del bosque; los bosques cuentan con letreros informativos que describen cuales son las actividades permitidas y prohibidas en los bosques; sin embargo nos hemos encontrado con fiestas, rituales, las personas vienen a enterrar sus mascotas; la gente debe tener conciencia y practicar un turismo ecoamigable”, explicó Alfonso Zambrano, agente metropolitano de Ambiente.