Categorías
Comunitario

Agentes metropolitanos, de tránsito y cámaras de vigilancia custodian el ingreso y salida de estudiantes a sus colegios

La Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG) determinó que 30 unidades educativas están en riesgo por amenazas a la seguridad de los estudiantes. Por ello, las entidades municipales trabajan en coordinación para tener presencia en estos lugares.

 

60 uniformados del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano (CUACME) acuden a esas entidades a la entrada y salida de los alumnos. No solo se encargan del control del espacio público, sino que evitan la presencia de microtraficantes de droga al tiempo que es una acción disuasiva ante el cometimiento de posibles delitos.

 

A ellos, se suman los patrullajes que realizan los uniformados de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) en otras 300 entidades, que se encargan de controlar la circulación vehicular en los alrededores de las escuelas y colegios.

 

Paralelamente a estas acciones la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG) tiene 136 cámaras del Sistema Ojos de Águila enfocadas en 82 unidades educativas. De esas 100 cuentan con megáfonos incorporados, así desde la central operativa se pueden emitir alertas en el momento que sea necesario.

 

Todos estos recursos municipales forman parte del programa Retorno Seguro a Clases que emprendió la Alcaldía de Guayaquil para tratar de disuadir los actos delincuenciales en estos sitios y dar tranquilidad a los padres de familias.