Categorías
Ciudadano

Bomberos y Justicia y Vigilancia clausuran clínica de rehabilitación clandestina que se incendió

La Dirección de Justicia y Vigilancia y el Cuerpo de Bomberos de Guayaquil pusieron sellos de clausura en el predio donde funcionaba un centro clandestino de rehabilitación de drogas, que se incendió ocasionando la muerte de 7 jóvenes y 5 internos heridos.
 
Los bomberos encontraron “un cuarto totalmente prendido. Las unidades de apoyo bajaron temperatura, liberaron un poco el humo para hacer la búsqueda, encontrando en una primera habitación a cuatro personas y en la segunda y tercera habitación contiguas 3 más, en total, 7 personas sin signos vitales. La mayoría murió por asfixia y uno sufrió quemaduras bastante graves”, explicó Rubén Mejía, jefe de la Cuarta Brigada del Cuerpo de Bomberos.
 
Este miércoles los bomberos realizaron el peritaje, junto a la Policía Nacional y el Municipio, para elaborar el respectivo informe. Y clausuraron el predio porque no tiene permisos de ningún tipo ya que era un centro clandestino de rehabilitación de alcohol y drogas.
 
Por el mismo motivo, el jefe de Delegados de Justicia y Vigilancia, Luis Ávila, puso tres sellos de clausura en las puertas de ingreso, en los que consta que el lugar no tiene patente municipal ni tasa de habilitación. “El uso de suelo en este sector no permite esta actividad. No tiene ningún rótulo, procedían de manera ilegal y se procedió a sancionar al propietario del inmueble con 7 salarios básicos unificados”, indicó.Por el mismo motivo, el jefe de Delegados de Justicia y Vigilancia, Luis Ávila, puso tres sellos de clausura en las puertas de ingreso, en los que consta que el lugar no tiene patente municipal ni tasa de habilitación. “El uso de suelo en este sector no permite esta actividad. No tiene ningún rótulo, procedían de manera ilegal y se procedió a sancionar al propietario del inmueble con 7 salarios básicos unificados”, indicó.
 
Además, en el patio de la casa, convertida en clínica clandestina, los bomberos encontraron dos perros, que los delegados de la Dirección de Bienestar Animal recogieron para llevarlos a revisión veterinaria. Luego los cachorros pasarán al Centro Transitorio, para después ser puestos en adopción.