Categorías
Comunitario

Comuneros de Puná destacan el trabajo en equipo durante el rescate de la ballena jorobada.

El sector de la playa entre las comunas Bellavista y Estero de Boca, en la Isla Puná, el pasado viernes 4 de septiembre se convirtió en el punto de encuentro de la comunidad de la zona, representantes del Municipio de Guayaquil, el Ministerio de Ambiente y Agua, los activistas animalistas y la empresa privada. Fue una acción contra el tiempo, en la que destacó el trabajo en equipo por el rescate de una ballena jorobada, que medía 12 metros de largo y que se había varado en la arena, con grave riesgo para su vida.

Durante esa semana, los comuneros, que navegan desde Posorja a este sector de la isla, habían conocido de la situación. “Se nos hizo raro la presencia de un cetáceo y, a primera hora del día, unos compañeros que transitaban por la playa lograron avistar que estaba viva, así que, de manera inmediata, se dio la voz de alarma y se procedió a llamar a las autoridades», según recuerda el presidente de la comuna Subida Alta, Erick Quinde.​