Categorías
Comunitario

Destruyen 8.926 cigarrillos y 750 puros

Jaime Dávalos, director del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano (CUACME), indicó que se trata de mercadería que nadie reclamó y desde el año anterior permanecía en las bodegas de la entidad. «De acuerdo a la ordenanza trimestralmente se destruye todo aquello que no ha sido retirado por los propietarios, en este caso son artículos que no tiene origen lícito», sostuvo.
 
Los 8.926 cigarrillos y 750 puros fueron decomisados por los agentes metropolitanos a vendedores que ocupaban la vía pública de forma ilegal y se destruyeron en los patios del CUACME, tras haberse cumplido el tiempo para su embodegaje.
 
De acuerdo a lo que establece la ordenanza, el propietario de cualquier bien o artículo decomisado deberá comparecer ante la comisaría municipal y cancelar la respectiva multa, además de presentar los documentos que demuestren la legítima pertenencia de la mercadería para acceder a su devolución.