Categorías
Comunitario

Entidades municipales garantizaron la seguridad en las procesiones de Viernes Santo

La Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG) siguió las procesiones que se desarrollaron en la ciudad con motivo del Viernes Santo a través de las cámaras del Sistema Ojos de Águila.
 
En la procesión del Cristo del Consuelo, la CSCG estuvo presente con las camionetas negras del Operativo Élite y con los Vehículos de Intervención y Rápida (VIR), también conocidas como moto ambulancias, los cuales estuvieron ubicados a lo largo del recorrido para que los paramédicos puedan brindar atención a las personas que lo necesitaron.
 
Los ciudadanos se sintieron seguros y celebraron la organización de las entidades municipales que brindaron asistencia a los ciudadanos. “Felicito a las autoridades que han estado pendiente de todo, eso es una alegría para el pueblo. Espero que siga así y nos protejan de todo lo malo”, dijo Miguel Pita.
 
William Muñoz, director Médico de la CSCG, destacó que es la primera vez que las VIR participan en un evento de esta magnitud y se comprobó que la atención es más efectiva porque al ser motorizados llegan más rápido donde las personas afectadas.
 
En el operativo también participaron 50 doctores, enfermeras y auxiliares de la Dirección de Salud del Municipio de Guayaquil, según detalló el coordinador de la entidad, John Ubilla.
 
Las entidades trabajaron mancomunadamente y eso se reflejó a lo largo de la procesión, según el mayor Raúl Mejía, jefe de la Cuarta Brigada del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil quien además, resaltó que alrededor de 200 personas participaron entre voluntarios y dependientes de la entidad.
 
Mientras que la circulación vehicular estuvo a cargo de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM). El coronel Wilson Noboa detalló que los 100 uniformados que se dispusieron para el evento controlaron la situación y no se registraron accidentes de tránsito.
 
Todos acompañados de los agentes Municipales de Control, quienes también custodiaron y controlaron el orden en la vía pública. Mónica Quijije resaltó que en otros años no había visto tal despliegue de seguridad, lo que le generó una sensación de bienestar y pudo caminar segura. Destacó que se sintió segura porque “hay muchas autoridades, todos están aquí presentes para protegernos”.
 
Estas acciones de control y apoyo por parte de las entidades municipales se replicaron en el resto de procesiones que se llevaron a cabo en la ciudad como la de la Alborada, Mucho Lote, entre otras.
 
Por medio de las observaciones realizadas a través de las cámaras de videovigilancia y con personal en territorio, técnicos de la CSCG estimaron que aproximadamente 450.000 personas asistieron a la procesión del Cristo del Consuelo, que se desarrolló tras dos años de la pandemia del COVID-19.