Categorías
Social

Escuadrón Canino Esparta entrena con agentes metropolitanos en un ambiente de seguridad

Los 15 perros rescatados y 3 canes del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano de Guayaquil (CUACME), que integran el Escuadrón Canino Esparta, entrenan junto a los agentes municipales en la Escuela de perros ECU-K9. Shirley Moreno, directora de Bienestar Animal, explicó que los perros fueron seleccionados por un etólogo y un adiestrador, que los escogieron por sus capacidades. Cada can tiene como guía a un agente metropolitano, que está siendo capacitado como entrenador canino profesional.

 

“Se capacitan los agentes y salen con un título de entrenadores profesionales y cumplir con todas las expectativas en cuanto al cuidado de los perros como el buen perfil del entrenador, porque ellos también han sido valorados, se les hizo perfiles psicológicos para ver si tienen las aptitudes”, acotó Moreno.

 

Al momento, los perros están siendo entrenados en obediencia básica, bajo refuerzo positivo, para entender mejor los comandos, en un ambiente de seguridad, sin maltrato, indicó el entrenador Mauricio Rodríguez, director de ECU-K9.

 

De los 18 miembros del Grupo Canino Esparta, unos se convertirán en perros de seguridad que patrullarán las calles con los agentes metropolitanos, como acción para mitigar la delincuencia. Mientras que los otros “van a trabajar en las entradas de los centros educativos”, informó el entrenador.

 
Perros reciben cuidados y su objetivo no es atacar a nadie
 

“Somos muy cautelosos con la parte clínica, por ejemplo, tenemos perros que entre semana tienen su control veterinario y no vienen a entrenamiento. Están también trabajando bajo una dieta estricta de alimentación, de excelente calidad para que se mantengan bien”, dijo Rodríguez.

 

“Estos perros no van a atacar a la ciudadanía. Al contrario, van a ayudar y apoyar a la ciudadanía a que se sientan más seguros con perros como ellos, en la calle”, enfatizó Rodríguez.

 

El entrenador explicó que los canes están siendo entrenados en ejercicios de defensa “porque personas en estado etílico o bajo algún psicotrópico van a querer atacar al agente metropolitano y tiene que defenderse. El agente no está para botarle el perro o hacer que el perro muerda a cualquier persona. En una situación compleja puede llegar el perro a ladrar y dar un paso hacia adelante, la última opción es morder”.