Categorías
Comunitario

Justicia y Vigilancia atendió 42 quejas ciudadanas por ocupación de predios en los que se cometían actos delictivos

La instalación de covachas o estructuras precarias en lotes privados, en condición de abandono son las quejas ciudadanas más comunes que atiende el Departamento de Denuncias de la Dirección de Justicia y Vigilancia.

 

En ese sentido se han atendido 42 quejas de este tipo en lo que va de este año. El objetivo es la recuperación de espacios públicos o privados por ocupación ilegal de predios. Esta situación ha convertido a los terrenos en nichos para actividades ilícitas o el consumo y expendio de dogas, lo que genera inseguridad para los vecinos.

 

Tras los operativos se procede a la demolición, desmantelamiento de covachas elaboradas en la vía pública, o en su defecto, infraestructuras vetustas que se han convertido en espacios inseguros.

 

Eliana Mejía, Jefa de Denuncias, contó que con cada intervención se realiza un trabajo integral. A las personas en situación de calle o con adicciones, por ejemplo, se les ofrece el albergue municipal Volver a Soñar y el programa Por Un Futuro Sin Drogas.

 

“Estas jornadas generan un gran beneficio a la ciudadanía puesto que se eliminan espacios generados para el consumo, tráficos de drogas que inclusive son utilizados para cometer actos delictivos”, señaló Mejía.

 

El jueves anterior se hizo una intervención en el sector de Los Vergeles. La denuncia la hicieron vecinos del solar que había sido cercado con hojas de zinc y plásticos. En el interior se había levantado una estructura vetusta en el que se refugiaban hombres que atemorizaban a los moradores del lugar.

 

Tras el operativo, una de las vecinas del lote agradeció la intervención. La mujer, que prefirió la reserva de su nombre, explicó que el lote había atraído a consumidores, poniendo en peligro a las personas. “En las tardes no se podía ni salir de casa”.