Categorías
Ciudadano

Municipio atendió colapso de fachada de edificio patrimonial

A las 2:30 de este martes 12 de abril, efectivos del Benemérito Cuerpo de Bomberos, Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) y de las Direcciones de Gestión de Riesgos y Obras Públicas del Municipio de Guayaquil atendieron el colapso de la fachada de un edificio patrimonial en Escobedo y 9 de Octubre, donde funciona el Consulado de Mónaco.

 

Se trata de una casa de construcción mixta edificada en 1918 por Alejandro Tola Pareja. El colapso solo dejó daños materiales gracias a la oportuna acción de los bomberos y agentes de tránsito que despejaron la zona minutos antes de la caída de la fachada.

 

Para precautelar la seguridad de los peatones, se restringió el tránsito en una parte de la avenida 9 de Octubre, mientras personal de Obras Públicas retiró los escombros.

 

Allan Hacay, director de Gestión de Riesgos, explicó que colapsaron los puntales “por el estado en que se encuentran ya que son muy antiguos. Antes se utilizaban troncos de madera que están revestidos con concreto y con el paso del tiempo estos troncos pueden debilitarse y se debilita el resto de la edificación”. Mientras que el director de Obras Públicas, Andrés Burbano, indicó que peritos municipales se encuentran evaluando el edificio.

 

“Vamos a apuntalar parte del edificio, remover parte de los escombros muy lentamente para asegurar que no haya más daños”, agregó Burbano.

 
Inspecciones realizadas con anterioridad
 

Luis Ávila, jefe de Delegados de Justicia y Vigilancia, colocó tres sellos de clausura en la parte baja del edificio, donde existe un local de venta de electrodomésticos. “Existe un expediente sancionador administrativo de construcciones, que ya ha sido reportado hace meses, por inmueble vetusto, en la Comisaría Quinta Municipal. Los sellos de clausura son una medida preventiva porque los dueños del local querían retirar los productos. Por medida de seguridad clausuramos hasta que el personal de Obras Públicas, Gestión de Riesgos y Justicia y Vigilancia se pronuncien y veamos primero la seguridad al interior y exterior”.

 

El edificio fue inspeccionado por personal municipal en 2020 y 2021. Luego de eso se ordenó al propietario realizar adecuaciones.

 

También se trabaja en apuntar la fachada con el objetivo de evitar incidentes y se retirará cualquier elemento que esté a punto de caer. Todos estos trabajos serán cobrados al propietario.