Categorías
Social

Municipio crea Escuadrón canino para reforzar control de la seguridad en Guayaquil

El Escuadrón Canino Municipal es un proyecto a cargo de la Dirección de Bienestar Animal y el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano (CUACME). Lo integran, por el momento, 17 perros: 15 que fueron rescatados por Bienestar Animal y 2 canes del CUACME (Draco y Cometa), que ya están entrenados y cuentan con sus guías capacitados.

 

Nerón, un perro pastor alemán rescatado, que fue víctima de maltrato y ya había recibido entrenamiento previo en manos de su dueño, lidera el Escuadrón Canino. También lo integran dos perros maltratados, recuperados en el caso Las Cumbres. Uno de ellos es Scooby, un gran danés, que llama la atención por su gran tamaño.

 

Desde el lunes 6 de junio, los 17 perros acompañarán en los patrullajes de control de la seguridad a igual número de agentes metropolitanos, que serán sus guías. Para esta tarea, uniformados y canes están siendo entrenados en el Centro Transitorio de Animales.

 

Ellos irán a bordo de las camionetas negras de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG). “Nuestra Alcaldesa ha dicho que no puede permanecer de brazos cruzados ante una situación tan grave y la inacción del Gobierno y estamos haciendo todos los esfuerzos que sean necesarios para colaborar con la seguridad de los guayaquileños”, dijo Jaime Dávalos, director del CUACME.

 
Canes participarán en operativos disuasivos
 

Agregó que los perros “van a desempeñar diferentes tareas encaminadas a precautelar la seguridad de los ciudadanos que frecuentan lugares como centros comerciales, sitios turísticos y las principales calles de la ciudad”.

 

Los animales van a participar en el patrullaje disuasivo, “como lo realizamos actualmente con los agentes pedestres, los canes van a reforzar estos patrullajes de carácter preventivo, disuasivo, en los lugares más importantes de Guayaquil”.

 

Johnny Cedeño, coordinador técnico de la Dirección de Bienestar Animal, acotó que cada agente metropolitano recibe un perro, y durante esta semana han estado en proceso de entrenamiento, creando un vínculo con el perro. “La misión del perro es acompañar al agente y la del agente es acompañar al perro, el uno al otro, para complementar y a la larga crear ese vínculo importante en el momento de reaccionar o impartir algún tipo de orden para seguir a su amo”, señaló el veterinario.