Categorías
Social

Niños con discapacidad acceden a programas de masificación deportiva

Jeremy Pin tiene 13 años, cursa octavo de básica y tiene 42% de discapacidad intelectual. Él es uno de los alumnos del programa de masificación de artes marciales mixtas en el Centro de Atención Municipal Integral (CAMI) del Guasmo Norte. Entre sus logros deportivos, se destaca su participación en el I Inter CAMI en Fertisa, en el que junto a su equipo obtuvo el primer lugar.

 

La madre Mónica Zavala se siente orgullosa del cambio en el menor, que ha logrado desarrollar disciplina y seguridad en sí mismo. “Me enteré de este curso en febrero y decidí inscribirlo. El profesor me dijo que lo aceptaban sin importar la discapacidad. Mi hijo posee el coeficiente de un niño de 5 años. Él tenía miedo de la discriminación porque en la escuela sufrió de bullying. Aquí juega, ríe con los compañeros y tiene bastante confianza”, dijo

 

Este programa municipal registra 1.200 alumnos, de los cuales el 2% posee una condición especial. El profesor Byron Gando expresó que la práctica de las artes marciales permite que el niño con condición especial pueda desenvolverse mejor. “Una de las más notorias a través del entrenamiento es la integración, el compañerismo, gana habilidades físicas que le ayudan a tener un buen desarrollo en la comunicación”, recalcó.