Categorías
Comunitario

Operativo deja ocho recicladoras clausuradas por no tener permisos e incumplir ordenanzas

Viviendas y galpones usados para el reciclaje de metal y plásticos fueron inspeccionados ante la sospecha de que receptaban cableado de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).
 
Delegados de la Dirección de Justicia y Vigilancia junto a funcionarios de CNT, con el apoyo de la Policía Nacional, verificaron las denuncias en 8 recicladoras ubicadas en la Isla Trinitaria, Av. 25 de Julio, Guasmo, cooperativa Viernes Santo y Fertisa por lo que fueron clausuradas.
 
Cinthia Burgos, especialista de control de la Dirección de Justicia y Vigilancia, indicó que estos negocios deben contar con «los permisos de uso de suelo y la tasa de habilitación para esa actividad económica, y al no contar con ellos se procedió con la clausura», aclaró además que existe la ordenanza que regula la operatividad de dichos lugares de acopio. «Deben tener un metraje de 150 a 300 metros cuadrados, un área de carga y descarga, que la mayoría no cumple», acotó.
 
Rommel Pinos, responsable de Seguridad de CNT, destacó que el perjuicio a la comunidad al quedarse sin servicio es producto del robo de cables que luego son vendidos en recicladoras por el cobre que contienen.
 
Mientras que el delegado del Cuerpo de Bomberos comprobó que no habían los respectivos permisos por parte de su entidad para el adecuado funcionamiento de las recicladoras y por ello también colocó los respectivos sellos de prevención de incendios.