Categorías
Internacional

Operativos en corredores comerciales son aplaudidos por dueños de negocios y clientes

El Municipio y la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG) entregan las herramientas necesarias para que la Policía Nacional y Fuerzas Armadas realicen operativos para brindar seguridad en zonas comerciales, restaurantes y sitios turísticos de Guayaquil.

 

Esta acción es bien recibida por la población que se siente más segura cuando observa las camionetas negras de la CSCG. Es así que la noche del 3 de junio Robert Soriano circulaba en su moto por el sector de los cangrejales en Sauces 6 cuando se topó con uno de los operativos. “En este sector hay mucha delincuencia es mejor que de noche se hagan”, dijo y agregó que toda la ciudadanía “nos sentimos más seguros cuando hay estas acciones”.

 

En los operativos se solicita la documentación para verificar los detalles de los vehículos y de las personas y así contrarrestar acciones delincuenciales. Wilmar Álvarez dijo que “me parece excelente y no tengo inconveniente en estacionarme y parar unos minutos y mostrar la documentación para que vea que todo está en orden”.

 

Los encargados y propietarios de los negocios de estos sectores celebraron los operativos porque manifiestan que la clientela ha bajado por la inseguridad. Walter Milane, encargado de uno de los cangrejales de Sauces 6, comentó que “estos operativos van a ayudar bastante a que la ciudadanía pueda venir a disfrutar sabiendo que en estos sectores se está brindando seguridad”. Igual opinó Ximena Aguilar, quien tiene un negocio en Miraflores. Ella afirma que las personas han dejado de llegar y eso ha bajado las ventas. “Nosotros aplaudimos las acciones que están realizando”, dijo.

 

La CSCG tiene desplegados sus recursos en favor de la seguridad, para ello están las 60 camionetas negras, cuyo conductor también es parte de la entidad. De esas unidades, 20 están a disposición de la Policía Nacional y en los 40 restantes se transportan un policía, un militar, un agente metropolitano y son acompañados por un motorizado de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM).