Origen de la Biblioteca Municipal de Guayaquil

bibliotecaBANNER

Origen de la Biblioteca Municipal de Guayaquil

Nació en 1862 por iniciativa del distinguido patricio guayaquileño Don Pedro Carbo Noboa quien en aquel entonces presidía la Municipalidad. La Ordenanza municipal expedida para su creación señala que la Biblioteca "se colocará en un lugar aparente de la Casa Municipal", donde fue inaugurada de manera oficial el 24 de marzo de 1862.

La antigua Casa del Cabildo fue el primer domicilio para la Biblioteca hasta el año de 1908, cuando junto al recientemente creado Museo Municipal, fueron trasladados a un elegante Chalet ubicado en la calle Villamil perteneciente al Dr. Darío Morla.

Fotografía del segundo local en donde funcionó el Museo Industrial de Guayaquil, después Museo Municipal

Aquel espacio con el que contaban la Biblioteca y Museo Municipal no era suficiente para su rápido crecimiento, la necesidad fue reconocida por el Congreso, el cual concedió por decreto para la Municipalidad de Guayaquil, el solar donde, hasta 1902, estaba el antiguo templo de San Agustín, actuales calles Diez de Agosto y Pedro Carbo.

En este sitio se inauguró para 1916 un nuevo edificio de construcción mixta para la Biblioteca y Museo, la obra de arquitectura renacentista fue diseño del arquitecto Raúl María Pereira. Este palacio biblioteca luego de 22 años (1938) tuvo que ser demolido debido a su rápido deterioro.

Fachada original del Museo Municipal de Guayaquil daba hacia la calle Pedro Carbo. Las voluptuosas figuras femeninas fueron demolidas a instancias de ciertas damas de influencia, y reemplazadas por columnas.

Fachada original del Museo Municipal de Guayaquil daba hacia la calle Pedro Carbo. Las voluptuosas figuras femeninas fueron demolidas a instancias de ciertas damas de influencia, y reemplazadas por columnas.

Desde 1938 los bienes de la Biblioteca y Museo se mantenían en el Palacio Municipal al servicio de la comunidad, pero fue imperativa la necesidad de dotarlos de casa propia; es así como en la década de los 50, la generosidad del ciudadano norteamericano Joseph Gorelik y la iniciativa de algunos guayaquileños como Juan José Plaza y Genaro Cucalón Jiménez, logran materializar la edificación de la nueva Biblioteca cuya construcción concluyó en 1958.

Biblioteca y Museo
Municipal ubicada en
Palacio Municipal.

Biblioteca y Museo Municipal ubicada en Palacio Municipal.

El nuevo edificio sería inaugurado en la alcaldía de Luis Robles Plaza el 8 de octubre de 1958, y fue el arquitecto Guillermo Cubillo Renella, pionero de la arquitectura Moderna en el Ecuador, el autor de su diseño. La construcción estuvo a cargo del Ing. Miguel Salem Dibo. Este edificio que pronto cumplirá 65 años fue declarado patrimonial y continúa al servicio de la comunidad hasta el día de hoy.

El primer bibliotecario de la Biblioteca Municipal de Guayaquil fue el Sr. Juan José Plutarco Vera quien, por medio de oficio, a más de donar diez volúmenes para la biblioteca propuso desempeñar gratuitamente el cargo.

Fachada del Museo
Municipal de Guayaquil
hoy en día en la ciudad de
Guayaquil .

Fachada del Museo Municipal de Guayaquil hoy en día en la ciudad de Guayaquil .

Desde aquel entonces, son casi cuarenta los directores que ha tenido esta institución y entre los nombres más notables figuran hombres de ciencia, historiadores, escritores y estadistas tales como Francisco Campos Coello, Alfredo Baquerizo Moreno, Numa P. Llona, Camilo Destruge, Modesto Chávez Franco, Rosa Borja de Icaza, Yela Loffredo de Klein, Rodolfo Pérez Pimentel, Abel Romeo Castillo, y tantos otros que contribuyeron a engrandecer la noble tarea de la biblioteca y sus bibliotecarios.

Desde que Don Pedro Carbo donó los cien primeros libros para crear la Biblioteca y motivar a la comunidad a contribuir de igual manera, su patrimonio bibliográfico está en constante crecimiento hasta el día de hoy.

La Biblioteca Municipal guarda la historia de la ciudad, es custodia del Archivo Histórico "Camilo Destruge" y del Fondo de Autores Nacionales "Carlos A. Rolando". Sus casi dos millones de volúmenes que conforman el fondo bibliográfico están debidamente clasificados y distribuidos en sus salas especializadas que incluyen una hemeroteca y una comicteca.

img-biblioteca11

Comparativa de la fachada de la Biblioteca Municipal en el ayer y hoy