Categorías
Comunitario

Se clausuraron seis recicladoras por no contar con el permiso de funcionamiento. Rejillas y Medidores de INTERAGUA fueron decomisados

Las direcciones de Justicia y Vigilancia y Vinculación con la Comunidad, más EMAPAG, Interagua, Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) y el Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano (CUACME) participaron en un operativo que dejó como resultado la clausura de seis recicladoras por no contar con los permisos de funcionamiento.
 
La primera recicladora clausurada estaba en la Isla Trinitaria. En el mismo sector, en la cooperativa Jacobo Bucaram se cerró otro local por segunda ocasión ya que los propietarios no hicieron caso de la medida correctiva. Mientras que en la cooperativa Santiago de Roldós 2 se decomisaron rejillas de Interagua y medidores.
 
En la ciudadela Los Esteros y en las cooperativas Pueblo Unido y 10 de Agosto se decomisaron cables, rejillas, medidores que son accesorios de Interagua.
 
La intervención estuvo liderada por la directora de Vinculación con la Comunidad, Enith Romero, quien indicó que la finalidad del operativo es reducir el robo de los bienes públicos. “Hemos conversado con la comunidad para decirles que no pueden comprar los bienes públicos, causan un daño a la ciudad. Además, estos espacios son casas, en las cuales se crean y causan insalubridad y también inseguridad”.
 
Cinthya Burgos, especialista de control de recicladoras, explicó que en las recicladoras el metraje debe ser de 150 a 350 metros cuadrados, que el uso del suelo sea factible y que tengan un área de carga y descarga. “La mayoría de recicladoras que hemos intervenido no cuentan con ninguno de los requisitos, por lo tanto, tienen que hacer el desalojo de la actividad”, indicó.